Otra injusticia a la correntina

Corrientes, 30 de Septiembre de 2014- http://www.corrienteshoy.com

 

 

Una situación deplorable desde todo punto de vista viene atravesando el personal de la multimillonaria Ersa, la empresa correntina de los Romero, en el medio de un silencio cómplice de cierto sector del periodismo, y de representantes sindicales que parecen hacer ‘oídos sordos’ ante el desastre. Una reciente inspección del Departamento de Trabajo de la Nación, ocasionó el cese laboral de alrededor de 120 empleados de la empresa de, entre los que se encontraban chóferes y mecánicos de sus unidades urbanas en la capital correntina.

 

Según trascendió en algunos pocos medios (que no reciben el aporte amiguista de Romero) los trabajadores censados no estaban regularizados legalmente, aunque en su mayoría, tendrían más de 7 años de antigüedad.

Así, los millonarios correntinos decidieron pagar la multa y despachar a los cientos de laburantes que estaban en negro. Se insiste: todo esto dentro del silencio cómplice de muchos sectores.

Aunque por muchos lugares se busca tapar la situación, sobre todo utilizando los lazos más que afectivos entre ciertos medios y el poder de turno en la municipalidad, los perjuicios en el servicio del transporte urbano se empezaron a notar casi de inmediato: las frecuencias en los ramales comenzaron a bajar de manera ostensible

Un dato concreto tiene que ver con los subsidios al combustible que benefician a las firmas transportistas, entre ellas ERSA. Estos beneficios se relacionan equitativamente sobre la cantidad de unidades circulando realmente, lo que en Corrientes no condice en absoluto, de acuerdo a fuentes fidedignas.

¿Hasta cuando se puede seguir aguantando esta situación?. ¿ No saben en la Rosada que algunos de sus ‘socios dilectos’ no cumplen en lo más mínimo con las obligaciones laborales que el modelo nacional dice defender a ultranza?.

El silencio gremial se torna, en este contexto, casi incomprensible, de no ser por las relaciones que todo el mundo conoce y acepta desde el status quo de un sistema en decadencia.

¿Y los medios?. Muy pocos (contados con los dedos de una mano) salieron a informar de esta situación, que obviamente afecta directamente sobre más de 100 trabajadores y sus familias.
Esto, en cualquier lugar del mundo, constituye un acto de injusticia nefasto. En Corrientes, parece ser un simple olvido, o la elección de otras noticias de coyuntura para llenar los espacios.

En ese contexto, mientras siguen llenando sus cajas de millonarios subsidios nacionales, los Romero incumplen absolutamente cualquier convenio nacional, y van en contrapelo de la historia en materia del respeto al trabajador que el Gobierno que los defiende tiene como bandera.

Otra injusticia ‘a la correntina’. Con silencio y todo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s