Sin contemplación para embarazadas en filas para una tarjeta de transporte

Corrientes, 16 de Mayo de 2014- http://www.diarioellibertador.com.ar

 

 Durante mucho tiempo estuvieron paradas para acceder a un beneficio, al igual que mujeres con niños y adultos mayores. Ni el público, ni desde las empresas dieron la prioridad para la tramitación, pese a ser un derecho.

En la jornada de ayer, embarazadas y mujeres con niños en brazos formaban parte de las largas filas en Tarjebus para tramitar la tarjeta para el transporte gratuito Yo Voy, en la sede ubicada en Santa Fe y la avenida 3 de Abril.

Sin contemplación para embarazadas  en filas para una tarjeta de transporte

SITUACIÓN. Si bien el embarazo no es una enfermedad, necesita más cuidado porque la panza pesa y no es cómodo estar de pie. Con los ancianos y madres con chicos en brazos ocurre lo mismo.

La hilera ocupaba varias cuadras, teniendo en cuenta que ayer vencía la prórroga para renovar la credencial, aunque más tarde se prorrogó el plazo, y por eso se agolparon jóvenes de todas las edades, como así también madres y abuelas que fueron a realizar el procedimiento por sus hijos.
Lo grave es que en la extensa hilera además había mujeres embarazadas y con chiquitos en brazos que esperaban su turno, al igual que los demás. Esta situación es pocas veces vista, ya que por Ley existe prioridad para cualquier tipo de tramitación.
Por ejemplo, en bancos, organismos oficiales o algunos supermercados, donde por política empresarial se llama a la persona en estado de gestación para ceder el lugar y facilitar el proceso de pago o cobro según el caso.
Ante ello, llama la atención como los referentes de Ersa, como de Tarjebus, no procedieron a la aplicación de la normativa y evitar pérdidas de tiempo a personas en estado de gestación o de avanzada edad.
En la entidad bancaria que funciona en la ciudad no sólo se respeta la prioridad, sino que además en los días de mucho calor se asiste con vasos de agua a quienes esperan largas horas para llegar al turno.

MOTIVOS

Los derechos de toda embarazada deben ser respetados, tanto en los transportes públicos como en bancos, filas de supermercados, cadenas de farmacias, entre otros lugares en los que se generen filas.
Si bien el embarazo no es una enfermedad, es un período en el que la mujer necesita más cuidado, porque la panza pesa y no es cómodo ni insignificante estar largo rato de pie o estar expuestas a golpes.
Los establecimientos públicos dependientes de la Municipalidad, Gobierno y los establecimientos privados deberían tener como lema brindar atención rápida en casos como: embarazadas, discapacitados o con movilidad reducida transitoria y personas mayores de 65 años, sin otro requisito que demostrar su edad con un documento de identidad válido.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s